domingo, 9 de diciembre de 2012

Explosión

Necesito hacerlo, saltar al vació. ¿Saltas conmigo? No podemos.
Me gustaría que no existiera ninguna barrera de espacio ni tiempo porque nos consume el oxigeno poco a poco, ahogándonos dulcemente en la amargura de una única noche. Mis ojos cansados, tú sonrisa, mis lágrimas contenidas y tu ignorancia hacen un cuarteto sonoro para mi.
Creemos en los milagros, creemos en la esperanza... pero, ¿creemos en nosotros mismos? ¿crees en mi? ¿Creo en ti?. No es sincero decir que sí, porque si así fuera no tendríamos dudas.
La duda es mi mayor enemigo, mi inseguridad, mis miedos... mi mayor enemigo soy yo mismo. Es triste que sea así, pero más triste aún es que lo sepa desde hace tiempo y no haya podido vencerme a mi mismo. ¿Cómo puedo destruirme? No lo sé.
Tal vez no tenga escapatoria de mi propia maldición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada